Las marismas

La isla de Oléron y el bassin de Marennes poseen una de las zonas húmedas más importantes de Francia. Formadas por el hombre, a lo largo de los siglos, las marismas tienen un ecosistema frágil. Por eso, desde 1995, a través del sello "Patrimonio y Naturaleza", una política global de salvaguardia y de protección de las marismas ha sido establecida en la provincia.

En la Edad Media, con el auge considerable del comercio de la sal, una larga parte de las marismas fueron habilitadas como salinas, gracias a la creación de una red hidráulica compleja

En el siglo XIX, el abandono de la salazón provoca la readaptación de la mayoría de estas salinas en « claires d’affinage » (para el proceso de maduración de la ostra). Ahora, las marismas son también lugares privilegiados de ganadería tradicional extensiva, de cultivo y de labores de huerta. Por supuesto, es además el lugar de vida de una fauna y flora excepcional.

Las marismas de Brouage son la capital de la cigüeña en la provincia porque les ofrece una alimentación abundante. Y es un lugar de nidificación importante con más de 150 especies que lo frecuentan, como la garza real o las garzotas.

​Le Marais des Bris, en St Trojan-les-bains es un sitio natural totalmente dispuesto para el turismo. Visitas guiadas por especialistas en patrimonio natural son propuestas al público.

Vos avis...