La isla de Oléron

La isla de Oléron es la isla francesa más grande de la costa Atlántica. La isla “luminosa” es famosa por sus maravillosas playas de arena fina, pero también por una naturaleza encantadora. En el programa, tienen la elección entre paseos a pie o en bicicleta, paseos en mar, actividades deportivas, de reconocimiento o de holganza.

De Sur a Norte,de Este a Oeste

Los ocho municipios de la isla de Oléron les ofrecen numerosas posibilidades de visitas: Saint-Trojan-les-Bains “el balneario” y su bosque público, Le Grand-Village-Plage y su puerto de salinas, Le Château d’Oléron y su imponente ciudadela fortificada, Dolus d’Oléron y la marisma de las aves, Saint-Pierre d’Oléron con sus calles peatonales y su puerto de pesca de la Cotinière, Saint-Georges d’Oléron y sus pequeños pueblos, Chaucre, Domino, Boyardville… La Brée les Bains y sus pequeñas callejuelas autenticas, y por último, en la punta norte de la isla, Saint-Denis d’Oléron donde se alza el faro de Chassiron, de 46 metros de altura.
 

Encanto y autenticidad de los pueblos

Oléron cuenta con numerosos pueblos pequeños. Salgan de los caminos frecuentados y no duden en descubrir, al doblar la esquina de una callejuela florida de malvarrosas, la arquitectura de nuestros pueblecitos: Chaucre, Arceau, La Rémigeasse… Son otros tantos pueblos típicos con casas de pescadores que tienen postigos verdes o azules y fachadas blancas de cal.
 

Paisajes de una gran diversidad

Oléron, rima también con playas bonitas de arena fina bordeando bosques magníficos de pinos, pero no solamente eso… A Chassiron, en el norte de la isla, encontramos acantilados de caliza dominando el Atlántico, o aun más en la costa noroeste las playas de arena con algunas rocas, ideales para practicar la pesca a pie.

A pie o en bicicleta, la isla ofrece una gran variedad de paisajes por descubrir: grandes bosques públicos, zonas de marismas para la observación ornitológica, tierras agrícolas donde son cultivadas la viña, cereales…
 

Actividades y tradiciones

La ostricultura es una actividad secular en la isla donde las cabañas multicolores de los puertos ostrícolas han conservado su aspecto típico. La pesca es una actividad igualmente importante como lo demuestra el puerto de pesca de La Cotinière, primer puerto de pesca en Charante-Maritime. La llegada de barcos al puerto a marea alta es un verdadero espectáculo.

El trabajo en la viña es también una antigua actividad. El viñedo de Oléron tiene la denominación “Cognac” y permite a nuestros viñadores de elaborar el famoso “Pineau de Charantes” así como un excelente vino de la Tierra.
 

Un patrimonio notable

La isla de Oléron cuenta con varios sitios de excepción como la ciudadela del Castillo de Oléron construido según los planos de Vauban, la “lanterne” de los muertos en Saint-Pierre d’Oléron del siglo XII y que tiene un record: es la más alta de Francia. Y en cuanto a la iglesia románica del siglo XI de Saint-Georges d’Oléron, es la más antigua de la isla. El emblemático faro de Chassiron, blanco rayado de negro, que guía a los marinos en el Pertuis d’Antioche es el sitio más visitado de la isla de Oléron. Menos conocidos pero también sorprendentes, para terminar, se pueden citar entre otros, el mercado cubierto de Saint-Georges d’Oléron y el molino de la Brée les Bains.

Actualmente no hay contenido clasificado con este término.