El pequeño patrimonio

No vacile en aventurarse más allá de los lugares conocidos porque el territorio de Marennes Oléron posee un « petit patrimoine » de verdadero interés.

Como los diques de marea con esclusas. Se trata de concesiones marítimas utilizadas desde hace siglos (seguramente existen desde la Edad Media). Los diques de marea con esclusas están situados en la costa rocosa de la isla y tienen la forma de una herradura. Son gigantescas trampas de piedra para pescar peces.

El interior del dique, (amontonamiento de piedras sobre algas), está organizado para atraer al pez en la pleamar. El mar cubre el dique y los peces se aproximan. La técnica de pesca consiste entonces en dejar pasar el mar por las esclusas, en el reflujo siguiente, manteniendo cautivos los peces en el interior del dique, retenidos entre sus paredes.

Estos diques son muy frágiles : sin mortero, las paredes están cimentadas por las conchas o las algas y su mantenimiento es permanente ya que después de cada marea hay que reparar las pequeñas brechas, las cuales pueden agrandarse en la marea siguiente.

Hoy en día, existen 14 diques de marea con esclusas en actividad. Entre St Denis y La Brée, tres esclusas totalmente renovadas son fáciles de acceso. Pero ¡cuidado ! sólo los poseedores de esclusas pueden pescar dentro.

El hábitat tradicional constituye también un elemento importante del patrimonio local. Hasta la primera guerra mundial, encontramos 3 tipos de casas : la casa campesina, la casa baja o de pescador y la casa del señor.

La primera se caracteriza por su escalera exterior que da a la única planta, la cual sirve de almacén para las cosechas y asegura al mismo tiempo el aislamiento térmico de la planta baja, reservada a la familia. Hay que notar también la presencia de numerosas bodegas, construídas cerca de la casa. Sirven para almacenar los racimos de uva y para poner el vino en los toneles de roble, y de molinos.

La casa de pescador es baja y a veces enterrada de uno o de dos escalones. Blanqueaban las paredes durante la primavera con una mezcla de arena y de cal para protegerla contra la lluvia y la helada. El pueblo de Chaucre, en St Georges, es uno de los mejores ejemplos de pueblos de pescadores.

La casa del señor formaba parte de un conjunto de edificios que tenían una vocación vitícola. En general hechos de pizarras, los tejados tienen una inclinación pronunciada.

Vos avis...