Historia de la cuenca de Marennes

La Cuenca de Marennes, "Terra Maritimemsis", está rodeada por las marismas de Brouage y de la Seudre. Antiguamente, estas marismas fueron verdaderos golfos marinos salpicados de islas (Saint Just, Marennes…) pobladas desde la época romana como atestiguan los restos de antiguas villas agrícolas. Aunque eran zonas pantanosas, los hombres transformaron rápidamente este territorio en salinas para sacar buen partido de ellas. En el siglo XI, estas tierras fueron ofrecidas a la Abadía de las Señoras de Saintes. La explotación de las salinas se intensifica y la sal producida en la cuenca de Marennes fue exportada en toda Europa.

La guerra de Cien Años frena un cierto tiempo esta prosperidad. La riqueza de los siglos XV y XVI reposa principalmente en la sal, el vino y los cereales. La fortuna de la Abadía permitió así la reconstrucción de las iglesias de Saint Just y de Marennes (siglo XV). La de los señores de Pons permitió la fundación de Brouages en 1555.

La reforma protestante se extendió y Brouage se convirtió en un objetivo mayor en la lucha entre las fuerzas católicas y protestantes. Los salineros sublevados contra la Gabelle, participaron en los combates. Brouage, convertida en "Villa Real", se vio asediada varias veces.

Richelieu hizo de Brouage reconstruida un arsenal activo antes de ser arruinada por la fundación de Rochefort en 1666. El fuerte Louvois, construido en 1694 en la punta del Chapus, completó la defensa de las costas.

La prosperidad volvió en los siglos XVII y XVIII con la pesca del bacalao y el comercio del azúcar. Surgieron grandes fincas agrícolas como el castillo de la Gâtaudière. Desgraciadamente, el encenagamiento del canal de Brouage supuso el abandono de numerosas salinas lo que produjo insalubridad.

La Revolucion hizo de Brouage una prisión para los religiosos y de Marennes, una subprefectura. El subprefecto Le Terme redactó en 1824 un reglamento general de las marismas e hizo allí grandes trabajos de canalización: la cría bovina y el transporte fluvial se desarrollaron. Primeramente como actividad complementaria de los salineros, la cría y depuración de ostras en los criaderos se convirtieron en actividades importantes. El "tren de las ostras" hacia Paris salía desde las estaciones del Chapus y de Marennes.

Vos avis...